Selenita: Significado, Propiedades Y Usos

Durante muchos años, la selenita ha sido un componente integral de la colección de cualquier amante de los cristales o sanador alternativo. Funciona como un poderoso aliado en el cambio de energías estancadas y negativas. Si siente que hay una cierta pesadez en su vida actual, una densidad indeseable, entonces la selenita podría ser para usted.

Descubra lo que ofrece esta impresionante piedra y por qué la necesita en su colección.

También te pueden interesar:

Selenita propiedades
Selenita

¿Qué es la selenita?

La selenita, aunque funciona como una herramienta de curación energética, es, en términos más simples, una variedad transparente de yeso. Se compone de la cristalización del mineral sulfato de calcio.

La selenita se suele vender en forma de masas de fragmentos granulares, tabulares y prismáticos. Lo que la hace tan increíblemente especial es el hecho de que es, esencialmente, luz blanca pura capturada en una forma tangible y física.

¿Cuál es el significado de la selenita?

La piedra selenita fue bautizada con el nombre de la luna por J.G. Wallerius tras su descubrimiento en 1747. "Selene" era el nombre de la diosa griega de la luna y, por tanto, nombrar este hermoso cristal azul pálido en honor a ella parecía un homenaje adecuado.

Aunque tiene raíces en la mitología griega, la palabra "selenita" tiene también profundas implicaciones espirituales. Evoca la energía de la divinidad femenina y el profundo rejuvenecimiento asociado a este antiguo arquetipo.

selenita dos

Propiedades curativas y beneficios de la selenita

El cristal de selenita se conoce a menudo como "luz líquida". Este apodo es indicativo de la forma en que funciona como una herramienta de curación suave pero eficaz y como un cambiador de energías. Al limpiar las energías estancadas y pesadas, la piedra permite un flujo de energía - energía nueva y alegre - que es similar al líquido.

Si tu corazón y tu mente se sienten agobiados por pensamientos ansiosos o una historia problemática, deberías dar la bienvenida a la energía edificante de la selenita en tu vida. Su simple presencia te liberará de las pesadas anclas que sólo sirven para retenerte y arrastrarte a oscuras profundidades.

Se busca por sus propiedades de alta vibración. Las altas vibraciones que se encuentran en estas gemas de color blanco azulado son capaces de inundar tu campo energético personal con una abundancia de luz, claridad y calma.

Al hacerlo, te transportan a un estado superior de conciencia. Siempre que cuides tu cristal adecuadamente, su capacidad para restaurar tu campo áurico y rejuvenecer tu cuerpo físico es infinita.

¿Para qué chakra es buena la selenita?

De los siete chakras, la selenita activa principalmente los chakras superiores. En concreto, se trata del chakra de la corona y del chakra del tercer ojo. Estos están asociados con la claridad mental y la inspiración divina.

Al ser un transformador de la energía estancada, la selenita limpia estos chakras superiores de cualquier bloqueo -consciente o inconsciente- que puedas estar experimentando. Al hacerlo, te vuelves receptivo a los mensajes del universo que te ayudarán en tu viaje de crecimiento personal y autoexploración.

Hay que tener en cuenta que para que tus chakras superiores estén abiertos al flujo de nuevas energías, tu chakra del corazón debe ser una puerta de entrada clara. Por lo tanto, la gema también funciona para remediar y limpiar cualquier asunto del corazón.

¿Cómo utilizarla?

Muchos sanadores espirituales practicantes recomendarán meditar mientras sostienen un cristal de selenita. Esto permite una práctica consciente y enfocada que asegura que eres hiper-receptivo a la influencia positiva de su alta vibración. La meditación, a la vez que es un ejercicio para despejar la mente, es una inversión activa en la restauración de tu campo energético.

Llevar una piedra de selenita como joya es muy beneficioso, sin embargo no siempre es un sustituto adecuado para meditar con esta potente fuente energética o colocarla sobre tus chakras. Como ecualizador natural de energía, la gema también puede utilizarse para limpiar tus otros cristales.

¿Dónde colocar la gema?

Un cristal de selenita puede vivir en varios lugares de tu casa. Como la piedra se asocia con los chakras superiores y, por asociación, con la claridad mental y la ligereza emocional, te recomendamos que coloques tu piedra de selenita en tu escritorio o en la habitación en la que trabajas.

Colocar una pirámide de selenita en su escritorio despejará las energías negativas que surgen cuando uno experimenta frustración, fatiga y aburrimiento en su vida profesional o académica.

También puede optar por guardar la piedra en su dormitorio. Puedes tener la selenita en bruto en tu tocador, debajo de la cama o en el alféizar de la ventana para beneficiarte de su capacidad suave y calmante durante toda la noche.

Una vez que hayas establecido un ritmo de descanso profundo y reparador, empezarás a sentirte de forma natural cada vez más en control de tu estado mental positivo. La vieja niebla amiga de la fatiga mental desaparecerá rápidamente.

¿Cómo limpiar y depurar la selenita?

Hay muchas maneras de limpiar y recargar tu piedra de selenita. El método más popular para hacerlo es utilizar un bastón de la bruma y rodear la selenita con su humo. Puedes optar por emplear los sonidos equilibradores de un cuenco o una campana.

Las frecuencias emitidas por estos instrumentos sagrados de sonido pueden recargar eficazmente cualquier cristal. La luz del sol, así como la de la luna llena o la de un cuenco de sal seca harán un trabajo igualmente bueno de limpieza de tus cristales.

¿Cómo saber si es real?

Aunque tiene una apariencia vidriosa, la selenita es un cristal bastante blando. Una falsa será probablemente de vidrio, mientras que una piedra auténtica se rayará fácilmente.

Además, debido a sus propiedades aislantes, un cristal de selenita auténtico será cálido al tacto, mientras que una versión de vidrio falsa será fría.

Las burbujas de aire son otro indicio evidente de una selenita falsa. Una piedra auténtica estará moteada de impurezas. Éstas son indicativas del entorno natural en el que se desarrolló el cristal.

¿Valen algo los cristales de selenita?

Los cristales de selenita se encuentran en abundancia, pero es difícil encontrar una piedra de alta calidad. Dependiendo del tamaño y la forma del cristal de selenita, su precio variará enormemente. Se calcula que una varita de selenita pequeña se vende por 5 dólares, mientras que un cuenco grande cuesta 42.

Aunque este precio no es inamovible, debe desconfiar de las ofertas que parecen demasiado buenas para ser verdad, así como de las variedades excesivamente caras.

Las primeras son probablemente falsas, mientras que las segundas tienen la intención de obtener un beneficio codicioso.

Si buscas un cristal con abundancia de buena energía, las piedras de selenita auténticas son las que necesitas.

Selenita

También te puede interesar:

Subir