10 Datos Interesantes De La Piedra Ópalo

1. La propiedad del ópalo

El ópalo es un mineral hidrófilo. Contiene entre un 5 y un 10% de agua, que se encuentra en poros diminutos.

Está formado por pequeñas esferas de sílice y presenta una hermosa iridiscencia, que también se denomina opalescencia.

Los ópalos son un grupo de tres piedras preciosas: los ópalos gema, los ópalos de fuego y los ópalos comunes.

2. Los colores del ópalo

Cuando la luz del sol incide sobre él, el ópalo brilla con colores extraordinarios, que recuerdan el juego de colores del mar o de un arco iris.

Esta gran piedra preciosa ofrece un espectro de colores que van del gris al azul, pasando por el ámbar, el verde, el rojo, el naranja, el marrón, el negro o incluso el incoloro, el transparente y el blanco.

Los colores del ópalo surgen de forma natural y lo convierten en un material único. Pero, ¿cómo se crean los colores del ópalo? ¿Cómo se produce el fascinante juego de colores de los ópalos? Un ópalo contiene pequeñas esferas que están dispuestas muy juntas. Los espacios entre las esferas se llenan de aire, vapor de agua o agua.

Cuando la luz incide en el Ópalo, se refracta de forma diferente por la disposición de las esferas. Así es como se crean los fascinantes colores del ópalo, que cambia de color cuando se gira al trasluz, porque la incidencia de la luz y la refracción también cambian.

3. ¿Cómo se clasifican los ópalos?

Los ópalos gema se caracterizan por una fascinante iridiscencia en los colores del arco iris, que también se denomina opalización.

Especialmente en el caso de las piedras preciosas de talla redonda, la iridiscencia se hace evidente cuando la piedra se mueve al trasluz. ¿De dónde procede la opalescencia del Ópalo? ¿Y cómo se produce la opalescencia?

Las diminutas esferas del mineral cristobalita son las responsables de la iridiscencia u opalescencia. Están incrustados en una masa de gel de sílice y provocan fenómenos de reflexión o interferencia, lo que da lugar a la opalescencia.

Cuanto más gruesas son las esferas del interior del ópalo, más amplio es el espectro de colores que se puede admirar en la piedra y más intensos son los colores.

Los ópalos preciosos pueden subdividirse según su coloración. Aquí puede ver los tipos de ópalos preciosos y sus características:

  • Ópalo blanco: Color base blanco, juego de colores abigarrado.
  • Ópalo negro: Color básico oscuro, hermoso juego de colores.
  • Matriz de ópalo: Intercrecimiento del ópalo precioso con la roca madre.
  • Ópalo de roca: Color base oscuro, juego de colores.
  • Ópalo arlequín: Transparente.
  • Ópalo gelatinoso: Azul-gris, sólo un ligero juego de colores.
  • Ópalo cristalino: Fondo incoloro, reflejos rojos.
  • Girasol: Incoloro, brillo azulado.
  • Ópalo de fuego: El ópalo de fuego recibe su nombre por el color rojo fuego que suele mostrar. La opalescencia es muy rara en ellos. Los colores son más bien lechosos y turbios y sólo a veces claros. El ópalo de fuego se encuentra principalmente en México.

4. La historia del ópalo

El ópalo ha sido valorado en la fabricación de joyas desde la época romana. Los ópalos que utilizaban los romanos procedían de Eslovaquia.

Los ópalos también fueron extraídos y utilizados por los aztecas en América Central. En 1870, se descubrió en Australia un ópalo especialmente bello y la producción europea disminuyó. Incluso hoy en día, la mayoría de los ópalos proceden de Australia, pero también de México.

Durante el periodo Art Nouveau, los ópalos experimentaron un renacimiento en su uso como piedras preciosas, y las joyas con ópalos han sido muy populares en Europa desde entonces.

5 ¿Cómo se forman los ópalos?

Los ópalos pueden formarse de diferentes maneras. Su formación es siempre hidrotermal, pero puede producirse en rocas volcánicas, en tobas (rocas que tienen al menos un 75% de cenizas volcánicas), en diversas rocas sedimentarias o en restos orgánicos. Las piedras de ópalo suelen aparecer junto con la calcedonia.

Lo más frecuente es que los ópalos se presenten en forma de nódulos, formaciones en forma de lágrima, venas o costras. Las piedras preciosas se forman en las cavidades de las rocas. Estas rocas contienen una solución de sílice de la que se extrae el agua con el tiempo.

Esto hace que las perlas de sílice se separen de la solución y se reorganicen en un patrón regular. Las cuentas crean entonces el fascinante juego de colores del ópalo.

6. ¿cuáles son las propiedades curativas del ópalo?

Se dice que los ópalos tienen un efecto curativo y calmante, especialmente en el estómago, los intestinos y el corazón. Se dice que un collar con un ópalo colocado en el cuello mejora los ganglios linfáticos inflamados y las infecciones.

El ópalo de fuego puede activar el metabolismo y ayudar con las molestias abdominales. Además, el ópalo tiene diversos efectos curativos en el alma.

7. ¿Dónde puedo encontrar ópalos?

Hasta hace algún tiempo, los mejores ópalos se encontraban en Eslovaquia. Luego se conocieron los yacimientos australianos. En Queensland también se encuentran numerosos ópalos. Otros países donde se encuentran ópalos, por ejemplo, son Etiopía, Brasil, Honduras, Japón, México, Nueva Zelanda y Rusia.

Los ópalos negros se encuentran en Australia (especialmente en el yacimiento de ópalos de Lightning Ridge, en el estado de Nueva Gales del Sur) y los ópalos blancos se encuentran principalmente en Australia del Sur.

8. ¿De dónde viene el nombre de Ópalo?

Los romanos llamaban al ópalo opalus. Es la forma latina de la palabra sánscrita upala, que significa “piedra preciosa”. De ahí viene el nombre de ópalo.

9. ¿Cuánto cuesta el ópalo?

El precio de un ópalo depende de su color. El valor de la piedra preciosa aumenta cuanto más uniforme e intensa es la coloración. El rojo es el más caro de los ópalos porque es raro mientras que los colores verde, azul u amarillo son menos costosos. El precio de un colgante de ópalo natural es de unos 100 euros.

10. Joyas con ópalo

El ópalo puede convertir cualquier pieza de joyería en una atracción, ya que el increíble juego de colores resulta fascinante tanto en un collar como en un pendiente. Sea cual sea la pieza de joyería con ópalo que elija, siga las instrucciones de cuidado y lo mejor es llevar la joya con regularidad.

Los engastes dorados resaltan especialmente el juego de colores de los ópalos. Y con una joya de oro engastada con un ópalo, puedes acentuar maravillosamente tu atuendo.

Deja un comentario