10 Datos Interesantes De La Piedra Ágata

Si te gustan los diseños diferentes, combinar colores y eres creativo, deberías echar un vistazo a la piedra ágata. Y es que esta extraordinaria piedra preciosa tiene tal abundancia de colores, formas y diseños que probablemente no se canse de ella.

Líneas onduladas, círculos moteados o desiguales: parece que la propia naturaleza se ha atrevido con las piedras como artista para dejarnos estas bellas obras. Pero, ¿cómo consigue la piedra sus combinaciones de colores y sus diversos dibujos?

1. ¿A qué grupo pertenece el ágata?

El ágata pertenece al grupo del cuarzo. Se trata de un grupo de minerales con la misma composición y aproximadamente las mismas propiedades físicas. Los minerales del grupo del cuarzo están formados por dióxido de silicio (SiO2). Los cuarzos forman una familia amplia y diversa. ¿Cómo surgió el nombre de cuarzo? La palabra cuarzo deriva simplemente de la palabra eslava que significa duro. El ágata se cuenta entre los cristales de cuarzo microcristalino, cuyos cristales son tan pequeños que ya no son visibles a simple vista.

2. ¿Cómo se forma un ágata?

Se dice que el ágata tomó su nombre del primer lugar donde se descubrió, el río Agates en Sicilia. Sin embargo, su aparición más habitual no es en los ríos, sino en rocas como los volcanes y las rocas sedimentarias, ya que pertenece a la familia del cuarzo, que siempre se encuentra en las rocas. Pero, ¿cómo se forma un ágata?

Las ágatas se encuentran con mayor frecuencia en rocas volcánicas con bajo contenido de sílice, pero ocasionalmente pueden encontrarse en rocas volcánicas con alto contenido de sílice. Allí se pueden encontrar como pequeñas inclusiones, que también pueden tener una circunferencia de varios metros. Las inclusiones en la roca volcánica tienen forma de almendra o de esfera.

El ágata tiene un patrón de rayas de colores, que se crea por la cristalización rítmica. Sin embargo, no está claro cómo se produce exactamente esta cristalización. En la ciencia hay diferentes teorías al respecto. Podría ser que las rayas de ágata hayan cristalizado en cavidades de burbujas de gas. O las franjas se formaron al mismo tiempo que la roca madre, con una cristalización que procede del exterior. También existe la teoría de que las rayas se formaron por soluciones coloidales (sustancias con gotas diminutas) que impregnaron el ágata.

Las franjas o bandas de ágata varían en grosor entre sí, pero mantienen su propio grosor a lo largo de la almendra. El centro de la almendra puede estar relleno o hueco. Si el interior de la almendra es hueco, pueden formarse allí diversos cristales, como la amatista o el cristal de roca. Este espacio hueco de una almendra lleno de cristales se llama entonces drusa. Cuando el interior del ágata está completamente lleno, se llama geoda.

3. El ágata en su variedad

El ágata es la que contiene más colores diferentes. Desde los cálidos colores rojo-amarillo, pasando por los refrescantes tonos verdes y azules, hasta los colores básicos como el blanco, el gris y el negro, todos los colores están presentes en las más diversas intensidades y combinaciones. Así, cada piedra es creada individualmente por la mano de la naturaleza, ya que ninguna combinación y ningún patrón existen dos veces. Las posibilidades son casi inagotables.

Sin embargo, para no tener que utilizar millones de nombres, los comerciantes de piedras preciosas se han puesto de acuerdo en unos 70 tipos de piedras. Para categorizar claramente la variedad de ágatas, se clasifican según el patrón, el dibujo y la estructura de las rayas. He aquí algunos ejemplos de diferentes tipos de ágatas:

El ágata ojo tiene capas dispuestas en forma de anillo y se asemeja a un ojo.

En el ágata en banda, las rayas están dispuestas en paralelo al manto.

El ágata fortaleza tiene bandas que salen angulosas en algunos lugares, como los baluartes de las fortalezas.

Las bandas de fuego del ágata de fuego, que producen un juego de colores iridiscente, hacen que esta ágata sea especialmente popular como piedra preciosa.

El ágata tubular está intercalada con muchos tubos pequeños.

El Thunderegg (huevo de trueno) tiene una superficie surcada.

Con los escombros de ágata en la formación se ejerció una gran presión, por lo que se rompe, pero más tarde se cementó de nuevo.

4. ¿Dónde se encuentran los yacimientos de ágatas?

Desde el siglo XVI, Idar-Oberstein, en Renania-Palatinado, es famosa por su industria del ágata y sigue siendo el centro más importante de la industria del ágata en el mundo. Todo comenzó allí en 1548 con el primer taller de corte de ágata. Fue el inicio de la elaboración del ágata, que ya se encontraba allí en los años anteriores.

Alrededor de 1800, había unos 30 molinos de agua. Sin embargo, a principios del siglo XIX se agotaron los yacimientos de ágata en la zona de Idar-Oberstein y se dejó de extraer. Pero la región continuó con la elaboración de ágatas, con la salvedad de que las piedras preciosas se suministraban ahora desde otros países: Brasil, por ejemplo.

En la actualidad, los yacimientos más importantes de ágata se encuentran en Brasil y Uruguay. Otros yacimientos se encuentran, por ejemplo, en China, Madagascar, Estados Unidos, México, Australia e India.

5. El teñido de las ágatas

Las ágatas, que se extraen en Sudamérica, suelen ser más bien grises y no muestran ninguna marca. Para que recuperen su esplendor cromático multicolor, estas y otras ágatas se tiñen.

Para el teñido se utilizan colores inorgánicos, porque los orgánicos no colorearían con tanta fuerza y no son resistentes a la luz. Las distintas capas de ágata pueden teñirse de forma diferente.

Las capas blancas, por ejemplo, adquieren poco o ningún color. Los expertos llaman a estas capas duras, y a las que se pueden colorear fácilmente, blandas.

¿Cómo se puede distinguir una ágata sin color de una de color?

Las ágatas de color son muy difíciles de distinguir a simple vista. Una distinción a simple vista es casi sólo posible con ágatas de color con un tono azul profundo, magenta, púrpura o rosa, porque estos colores nunca se dan en un ágata natural.

En el caso de las ágatas teñidas en colores naturales, apenas es posible reconocer la coloración sin un microscopio. Para que las ágatas teñidas puedan distinguirse, no obstante, de las no teñidas, un teñido debe marcarse con la referencia “tratado” o “teñido”.

Esto debería dar seguridad al comprador sobre el tratamiento del ágata. Pero como la coloración de las ágatas es tan común hoy en día, ya no es obligatorio marcar la coloración. Una pista para usted que es un ágata de color, pero ya puede proporcionar la designación. Lo más probable es que un “ágata negra” o un “ágata verde” sean de color.

¿Cómo surgen los diferentes colores de una ágata coloreada?

El rojo se consigue con la ayuda del óxido de hierro; en las zonas claras, el tono rojo también se consigue mediante la combustión. El cloruro férrico se utiliza para la coloración amarilla. El color marrón se consigue con una solución de azúcar o con nitrato de cobalto. El carbono es la sustancia colorante de los puntos negros. También se utiliza una solución de azúcar y ácido sulfúrico calentado. El hierro se utiliza para el verde, así como para el azul.

Los detalles y particularidades de la coloración de las ágatas son secretos de las empresas, pero el proceso general es, por supuesto, conocido.

6. ¿Dónde se utiliza el ágata?

El ágata tiene muchos usos por su belleza y versatilidad. Ya hace 3.000 años, el ágata se utilizaba en Oriente para fabricar piedras para anillos, cilindros de sellado y vasijas. Durante muchos años, el ágata se ha utilizado en la fabricación de joyas. Hoy en día se utiliza no sólo en la industria de la joyería, sino también en la tecnología.

Principalmente los objetos de arte, las vasijas y los broches están hechos de ágata. Otro importante campo de aplicación es el tratamiento de las piedras preciosas. Se trata de una piedra preciosa tallada en la que se ha creado un motivo de imagen mediante el corte. Para la producción de una gema se necesita una piedra de capa.

El ágata es una piedra de capa, que consta de varias bandas. Casi siempre se colorea el ágata antes de grabarla o cortarla. Así, por ejemplo, se crean motivos de imágenes brillantes y en relieve sobre un fondo oscuro. (El término gema se utilizaba antiguamente sólo para los motivos empotrados, pero desde entonces se ha convertido en un término genérico. Los motivos de imágenes en relieve se llamaban originalmente sólo camafeos).

 

7. Combinaciones con otras piedras

Al igual que el cuarzo rosa, es un símbolo de amor puro. Al igual que el lapislázuli, alivia las molestias de las picaduras de insectos. Por último, al igual que el cristal de roca, reduce la fiebre.

 

8. Leyendas, creencias e historia del ágata

El ágata tiene una larga historia detrás. Se descubrió hacia el siglo III a.C. en el río Achates (actualmente conocido como Dirillo o Acate, en Sicilia). Fue el filósofo Teofrasto quien la descubrió y le dio el nombre de Ágata.

Los pueblos neolíticos utilizaban el ágata para fabricar artefactos, pero también amuletos o joyas ornamentales (en la época de Babilonia). Los griegos y los egipcios, así como muchos otros pueblos, la utilizaban con fines terapéuticos. Los romanos apreciaban mucho el polvo de ágata mezclado con agua. Decían que neutralizaba el veneno de las serpientes.

Otras creencias relacionadas con el ágata son vencer el insomnio, proteger a los niños de las caídas, dar valor y la capacidad de no tener miedo. Era una piedra sagrada para muchas divinidades femeninas como Aurora, diosa romana del Amanecer; Bona Dea, diosa romana de la fertilidad; Gaia, la Madre Tierra para los griegos; Cerridwen, la diosa galesa del conocimiento; Nyx, diosa griega de la noche.

 

9. ¿Cuánto cuesta una ágata?

Las ágatas se ofrecen mucho, pero por ello no son en absoluto baratas. Algunas ágatas con llamativos dibujos son incluso especialmente valiosas. En el mercado de la joyería también hay muchas ágatas de colores, que a veces son muy difíciles de distinguir de las incoloras. El tratamiento no siempre puede reconocerse a simple vista, pero debe (no debe) marcarse para el comprador. Las ágatas no tratadas son más valiosas, más caras y de mayor calidad que las tratadas.

10. Joyas con piedra ágata

Debido a sus variados patrones, las joyas de ágata resultan muy coloridas. Las ágatas son especialmente populares para los collares, ya que pueden utilizarse de forma similar a los collares de perlas. Así, refrescan la vida cotidiana y animan el conjunto. Pero también a las pulseras, los colgantes o los pendientes llamativos se les procesa con gusto, porque tienen un efecto lúdico y vitalizador.

Las ágatas fueron respetadas desde el principio por su efecto protector. Muchos pueblos lo llevaban como protección contra el “mal de ojo”. Se dice que, sobre todo, las mujeres embarazadas lo llevan como protección. Además, se dice que ayuda con las dolencias oculares y los problemas estomacales y que tiene un efecto equilibrador sobre el alma.

¿Tienes ganas de experimentar, te gustaría embellecer tu día a día o dar más vida a tu vestuario? Entonces inténtalo una vez con un ágata como piedra preciosa. Con schmuckladen.de puede llevar cómodamente su joya favorita a casa. ¡Disfruta de la singularidad del ágata!

 

Deja un comentario